viernes 07 de agosto de 2020 - Edición Nº2599

Interés General | 8 may 2020

Informe de Rosario Sica

Especial para Noticia Baires: ¿cómo es caminar por Barcelona en cuarentena?

Rosario Sica es una periodista platense que vive en Barcelona. Desde esa ciudad nos brinda un panorama detallado sobre cómo se vive en uno de los países donde el Covid 19 está haciendo estragos. En esta oportunidad, recorrió las calles de la capital de Cataluña y contó de que forma se preparan para retomar de manera paulatina las actividades a partir del próximo lunes.


Son las 8 de la noche pasadas, aunque en Barcelona todavía es de día. La última vez que salimos a la calle todavía hacía frío y oscurecía alrededor de las 7. Nos salteamos la primavera, pasamos del sweater de lana a la manga corta sin escalas.

 

La gente sale de sus casas con una mezcla de excitación y desesperación que se refleja en sus caras e invade las calles, hasta ese entonces vacías, para darles vida otra vez. Algunas personas resuelven correr, otras patinan o andan en bicicleta, mientras que otras simplemente se dejan llevar por una caminata lenta, sin rumbo. Grupos de jóvenes se reúnen en círculos conformados por un metro entre cada uno.

 

A partir del 2 de mayo, España permitió las salidas recreativas para los mayores de 14 años, que se sumaron a los paseos que ya podían realizar niñas y niños desde hace una semana atrás. Si bien el gobierno estableció franjas horarias y dividió a la población en tres grupos por rango de edad (niños, jóvenes y adultos, y mayores de 70 años) para evitar un posible rebrote de contagios, por momentos la línea invisible de un metro de distancia parece desdibujarse. 

 

Con el atardecer y el mar de fondo, la Barceloneta es uno de los lugares en los que hay mayor concentración de gente. Pocas personas llevan barbijo -su uso solo es obligatorio en el transporte público-  y el largo sendero de cemento paralelo a la costa se convierte en una odisea por esquivar runners y rollers.

 

A partir del 11 de mayo comenzará la fase 1 de la desescalada durante la que reabrirán las terrazas de los bares al 50 por ciento de su capacidad y volverán a funcionar comercios, hoteles, gimnasios y actividades de entretenimiento como el cine y el teatro reforzando las medidas de higiene y de distanciamiento social. Sin embargo, algunas ciudades como en Barcelona y Madrid podrían ver extendida esta nueva etapa hasta por lo menos dentro de otra semana más allá del 11.

 

Sobre la avenida Gran Vía, un chico de unos 20 años sale a tocar el saxofón desde su balcón. Debajo, en la vereda, un grupo de gente filma con sus celulares el recital a cielo abierto. Se miran entre ellos y sonríen. En la terraza de uno de los edificios de enfrente, dos chicas de la misma edad comienzan a cantar el feliz cumpleaños y a bailar agitando sus brazos que sostienen latitas de cerveza. El chico del saxo se suma a tocar la canción mientras la gente aplaude. Es lo más parecido a un festejo desde que empezó la cuarentena. Y no es poco.

 

Se hace un silencio y cada cual retoma su camino. El cielo lentamente se tiñe de rosado y violeta para luego volverse noche por completo. A medida que transcurren las horas, la gente vuelve a sus casas y en las calles catalanas solo quedan algunas personas corriendo y se escuchan voces a lo lejos que pronto se apagan para recuperar el silencio habitual de las noches de verano en cuarentena.

 

Twitter: @rochisica

 

 

 

 

 
 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
NOTICIAS RELACIONADAS