Opinión  Domingo 28 de Marzo del 2021 - 13:08 hs.                357
  Opinión   28.03.2021 - 13:08   
por Juan Fiorini (*)
“La Argentina está retrocediendo un poco cada día”
Muy lejos de la realidad quedó el slogan “Argentina Unida”. En un año que debía ser el año de la esperanza, en Argentina no podemos decir lo mismo, la grieta se profundiza y es entre el pueblo y el Gobierno. El país está retrocediendo un poco cada día. Un presidente que no escucha, ni ve, y que acelera medidas ideológicas presionado por el kirchnerismo, muchas de ellas pensadas para beneficiar a sus propios militantes.
“La Argentina está retrocediendo un poco cada día”

Las vacunas fueron y serán quizás la más recordada demostración de la falta de gestión y los malos manejos de este gobierno: El escándalo del vacunatorio VIP en el Ministerio de Salud y la renuncia del Ministro Ginés González García, un claro ejemplo de cómo el uso partidario puede destruir una política pública.

El Gobierno no piensa en la gente, mucho menos en los que se esfuerzan y trabajan, y en los últimos meses y con la pandemia quedó demostrado. Miles y miles de comercios y Pymes que cierran, cientos de empresas que se van del país. Mientras tanto el kirchnerismo avanza con la idea de destruir todo lo bueno.

Vemos con angustia cómo comenzó el camino de aislar al país, con mensajes claros, primero retirándose del Grupo de Lima, y ahora atacando a quienes deberían ser sus aliados, el Mercosur.

Pero no solo eso es preocupante, recordemos la derogación del decreto de Mauricio Macri que impedía el ingreso al país de extranjeros con antecedentes penales, y hace pocos días la derogación de otro decreto de Macri que permitía a los argentinos en el exterior el voto postal.

Sin lograr resolver los problemas de la gente, aceleran la embestida contra la institucionalidad, los derechos, y la democracia, pero peor aún, también la justicia está en la mira. Un ejemplo claro es la intimación a jubilarse a diplomáticos de carrera con el único fin de ser reemplazados luego por amigos del kirchnerismo.

El populismo en Argentina avanza, beneficiando a los suyos con puestos y cargos, con planes sin pedir nada a cambio más que militar un relato. Por eso es muy importante seguir alzando las voces, por eso debemos mantenernos firmes, por eso debemos seguir trabajando para no permitir más avasallamiento a la Constitución y a las libertades.

(*) Juan Fiorini, senador Juntos por el Cambio, cuarta sección electoral.




COMENTÁ LA NOTA