martes 18 de febrero de 2020 - Edición Nº2428

Municipios | 13 feb 2020

Chascomús

Javier Gastón: "Estamos muy preocupados por la rifa del campo"

“Le transmitimos al Ministro la imposibilidad que tiene la Municipalidad de afrontar el pago de esa rifa, más aún en este difícil momento económico que estamos atravesando, y de las posibles alternativas a implementar para que sea la provincia la que se haga cargo de esta histórica deuda.


Junto a todos los vecinos venimos haciendo un esfuerzo muy grande hace cuatro años para hacer de Chascomús un Municipio económicamente sustentable y sostenible; y esta incertidumbre nos preocupa y mucho”, señaló Gastón.

Por su parte, Julio Alak, tras su experiencia como intendente de la ciudad de La Plata, manifestó que es inadmisible que una intendencia y sus vecinos puedan hacerle frente a una herencia como esta y comparó la situación la rifa del campo para Chascomús con la deuda para la Provincia de Buenos Aires.

Del encuentro también participaron el subsecretario de Justicia Inti Pérez Aznar y el secretario de Gobierno Municipal Cipriano Pérez del Cerro.

A lo largo del encuentro los funcionarios acordaron para trabajar de forma conjunta y articular acciones entre el Ministerio y el Municipio.

Cabe destacar que días atrás Javier Gastón había mantenido una reunión con la Ministra de Gobierno provincial Teresa García, para también plantearle su preocupación por esta temática.

Cabe recordar que la rifa la hizo Jorge "el Turco" Naqeed, un hombre que, en el 95, vendió dos mil números a 700 pesos en la que, quienes ganaran, recibirían un campo. Se suponía que se hacía en beneficio de tres escuelas rurales de la zona, de la Asociación de Escuelas Rurales. Pero el campo no sólo no era de Naqeed, sino que tenía una hipoteca. Un terreno de 327 hectáreas valuado en 15 mil pesos de ese momento.

La gestión de Juan Carlos Salas, el intendente de Chascomús en 1995, autorizó la rifa y tuvo dos errores sobre este caso: que se vendieran mil números más de los autorizados, y no revisar que el campo estuviese escriturado.

Las ganadoras fueron Sonia Dellavedova de Godoy y Clorinda Sandoni. Tenían el número 2300. Clorinda falleció. Ahora Sonia espera una solución. Es que nunca pudieron escriturar a su nombre el campo que había ganado.

Sólo estaba el boleto de compra venta que tenía Naqeed. Pero antes del sorteo, había hipotecado el terreno que luego fue rematado judicialmente. Hoy, ese campo está en manos de otro propietario y en otro distrito.

El campo que se sorteó ahora está en Lezama. Porque hace cuatro años Lezama se dividió de Chascomús. Además, nunca se terminó de conformar una comisión bicameral que tenía que dilucidar qué bienes y qué deudas son de cada distrito.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
NOTICIAS RELACIONADAS