lunes 21 de septiembre de 2020 - Edición Nº2644

Municipios | 7 sep 2020

Pergamino

La Municipalidad y el INTA trabajarán juntos para generar energía renovable

La Municipalidad y el INTA firmaron un convenio para colaborar en el aprovechamiento de la biomasa y así generar energía renovable.


Durante la firma estuvieron presentes el intendente del Partido de Pergamino Javier Martínez, el director de Gestión Ambiental Jose Luis Berdolini, el director regional de INTA Hernan Trebino, y el director de la Estación Experimental Agropecuaria Pergamino INTA Ignacio Terrile.

Las dos instituciones conformarán un equipo conjunto de trabajo con profesionales, para conocer en detalle la disponibilidad y distribución de la biomasa aprovechable en el territorio del Partido de Pergamino.

Este equipo relevará la biomasa (materia orgánica) que puede emplearse para generar energía renovable de forma sostenible.
Una vez establecida la cantidad, el tipo y la distribución de la biomasa existente en el territorio, se calculará su potencial energético. Es decir, cuánta energía puede generarse con esa materia.

Para ello, se recopilará y revisará toda la información disponible para verificar su actualidad, incluyendo la ejecución de trabajos de campo.

El personal municipal colaborará fundamentalmente en el relevamiento de la biomasa generada en el ámbito urbano, la generación de residuos agroindustriales, características productivas de los establecimientos pecuarios del partido de Pergamino, entre otros.

Este relevamiento es un insumo estratégico para el desarrollo productivo del Partido de Pergamino. Es información clave para nuevos emprendimientos de generación de energía a partir de biomasa, el tratamiento de residuos orgánicos y la creación de empleo.

La biomasa puede convertirse en energía con distintos procesos: Una posibilidad es mediante la producción de biogás, como hace la planta de Seeds Energy, que transforma residuos de la actividad agropecuaria en biogás. Este gas se emplea como combustible para generar energía eléctrica. El subproducto de esa actividad es un fertilizante orgánico, que retorna a la tierra.

Pero hay biomasa de tipo leñosa, como los residuos de poda, que pueden aprovecharse energéticamente mediante la combustión, por ejemplo en calderas.

La producción y el aprovechamiento de la biomasa enfrentan desafíos crecientes en el Siglo XXI. Por un lado, el crecimiento de la población mundial y el incremento de la población urbana, demandan más y mejores alimentos y productos. Pero también hay una mayor demanda de que éstos se elaboren de manera sostenible, sin sobreexplotar los recursos, y minimizando los impactos ambientales negativos.

El aprovechamiento energético de los residuos de biomasa, tanto agropecuaria como de origen industrial y urbano, contribuye a hacer más sostenible, tanto nuestra forma de producir bienes y servicios, como a la comunidad en general.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
NOTICIAS RELACIONADAS