Edición N° 1958
Registro DNDA N° 5356168

La Plata, Buenos Aires. Argentina
Legislativas
"Nos aseguramos que esta Ley no sea una más", señaló

Pacífico: “La Ley de Dislexia es un punto de partida, no es un punto de llegada”

El senador Marcelo Pacífico (Cambiemos), expresó que “La Ley de Dislexia es un punto de partida, no es un punto de llegada”, en el marco de una “Jornada de Concientización sobre la Dislexia y otras DEAS” que se llevó a cabo en la Legislatura, durante el Día de Concientización sobre Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA) que fue establecido por Ley cada 4 de Octubre en la provincia de Buenos Aires.


Acompañado por el Legislador Emiliano Balbín y el Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, Pacífico dijo que “Nos aseguramos que esta Ley no sea una más dentro de las más de 15 mil leyes que tienen la Provincia. La mejor norma puede ser un fracaso si no se aplica correctamente. La mejor Ley, si es mal ejecutada, no implica ningún avance para la sociedad. La clave está en el modo en que se aplican las normas”.

Y agregó que “Gracias a la lucha de las familias y de las ONG logramos la Ley y de ahora en más, tenemos que seguir trabajando para su aplicación eficaz porque no es un dato menor que, al menos el 10 por ciento de los alumnos tienen dislexia o un trastorno de aprendizaje”.

Por su parte, Martello celebró “Que tengamos Ley de dislexia, es una enorme satisfacción para todos los que trabajamos con lo público y muchas veces nos vemos frustrados al plantear distintas iniciativas que no avanzan. Estamos en una situación casi inédita con respecto a otras Provincias que aún no tienen una Ley específica”.

La jornada contó con la participación de Ruth Rozensztejn, directora de Dislexia & Dispraxia; Silvana Rossi, directora del Centro de Atención “Alelijota” y facilitadora del método Davis en la Argentina; Leticia Altuna, directora de Dislexia Buenos Aires y Paula González Bourguet; y Verónica Taube y María Arabetti, integrantes de Dislexia y Familia (Disfam).

También participaron docentes, personas disléxicas y familiares de niños, niñas y adolescentes con DEA, y público en general.