Edición N° 1929
Registro DNDA N° 5356168

La Plata, Buenos Aires. Argentina
Gremiales
En el marco de las paritarias

El gobierno bonaerense convocó a gremios docentes para la próxima semana

Tras varios pedidos por parte de los trabajadores de la educación, los representantes del gobierno bonaerense citaron a los docentes para el jueves 15 de febrero a las 17 horas en el ministerio de economía bonaerense, en La Plata. La reunión se dará a veinte días del inicio de las clases, programado para el próximo 5 de marzo.


A menos de un mes del inicio de clases, programado para el próximo 5 de marzo, la gobernadora María Eugenia Vidal convocó una paritaria docente con los gremios bonaerenses para el jueves que viene. La reunión será una semana antes de la marcha impulsada por el gremio de Camioneros, en la que asistirá el líder del Sindicato Unificado de Trabajadores de la educación de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel.

Será la primera vez en el año que el Gobierno y los sindicatos se sienten en la misma mesa para una negociación. Sin embargo, la discusión sobre las condiciones laborales para de este ciclo lectivo ya venían desde el 2017. Según La Nación, hubo al menos seis reuniones desde la última paritaria y, al menos, un intento de definir un acuerdo en noviembre pasado. Pero los docentes querían esperar la suba de servicios, previstos para el primer trimestre, para cerrar un trato.

Los sindicatos ya advirtieron sus condiciones. En primer lugar, aclararon que no aceptarán una propuesta que tenga por techo un aumento del 15 por ciento de sus sueldos, aún si les ofrecen un plus por presentismo, como adelantó la gobernadora. "Todos esos anuncios son simplemente cuestiones que ha dejado trascender el Gobierno a través de los medios", aseveró Mirta Petrocini, de la Federación de Educadores Bonaerenses.

Sin embargo, las cartas que puede usar Vidal son acotadas. Por órdenes del gabinete de Mauricio Macri, la dirigente de la provincia no podrá superar ese techo de aumento, para no disparar el índice de inflación. Aunque podrá proponer otras mejoras remunerativas, en la misma línea que el plus de presentismo.

El año pasado, las negociaciones entre la gobernadora y los gremios se concretaron recién en junio, después de 16 jornadas de paro. El resultado fue un suba del 21 por ciento más una cláusula gatillo.