Edición N° 1834
Registro DNDA N° 5356168

La Plata, Buenos Aires. Argentina
Policiales
EN LOMAS DE ZAMORA

Ritondo derribó dos búnkeres de droga

"Queremos erradicar el paco para que crezca la vida y cada búnker que demolemos es un poco más de vida", dijo el ministro de Seguridad de Vidal.


El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, supervisó durante la tarde de este martes el derribo de dos búnkeres de drogas ubicados en Lomas de Zamora, uno de ellos conocido como "La Casa del Diablo", que fueron allanados en las últimas horas en el marco de múltiples operativos contra el narcotráfico que permitieron desbaratar una banda liderada por una mujer y secuestrar más de dos mil dosis de paco.

Ritondo, quien brindó una conferencia de prensa junto al juez Hernán Villena, titular del Juzgado Federal Criminal y Correccional de Lomas de Zamora N° 2, quien intervino en la causa, declaró que "derribamos búnkeres para construir un futuro con oportunidades para los jóvenes y tranquilidad para sus familias".

"El narcotráfico es una gran mafia a la que con la gobernadora María Eugenia Vidal nos comprometimos combatir con fuerza apenas asumimos", resaltó Ritondo, quien agregó: "queremos erradicar el paco para que crezca la vida y cada búnker que demolemos es un poco más de vida".

Por otro lado, de la supervisión del derribo -que fue llevado a cabo por personal y maquinarias de la municipalidad de Lomas de Zamora- también participaron el jefe de la Policía de la provincia de Buenos Aires, comisario general Fabián Perroni; el secretario de Seguridad de este distrito, Héctor Corrado; y autoridades ministeriales, policiales y municipales.

La organización narco desbaratada estaba comandada por una mujer e integrada por al menos otras seis personas, y se dedicaba a vender paco, cocaína y marihuana en distintos puntos del sur del conurbano.

Los allanamientos, trece en total,  se llevaron  a cabo en diferentes domicilios de Lomas de Zamora y Esteban Echeverría, donde los efectivos aprehendieron a los principales sospechosos de la actividad ilícita y secuestraron dos mil dosis de paco, dos trozos compactos de pasta base, marihuana, seis armas de fuego (una escopeta calibre 12/70 de fabricación tumbera, dos revólveres y tres pistolas calibre 9 milímetros),  telefonía celular y documentación de interés para la causa.

Según las pesquisas, llevadas a cabo por la Delegación Lomas de Zamora de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, uno de los principales puntos de procesamiento, fraccionamiento y comercialización de las sustancia era en el barrio Obrero de Villa Centenario, en este partido, pero la banda narco también tenía vendedores al menudeo en distintas zonas de Esteban Echeverría.