Edición N° 0001
Derecho de Propiedad Intelectual N° 5178141

La Plata, Buenos Aires. Argentina
Opinion
Punto de vista

"Hacia una legislación que ayude a las personas que sufren fibromialgia", por Gabriela Troiano (*)

Logramos aprobar en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados un proyecto de ley que establece el cuidado integral de las personas que sufren fibromialgia, cuya mayor importancia reside en que se incluirá en el Plan Médico Obligatorio (PMO) el tratamiento de esta enfermedad...


 Más de un millón de personas en nuestro país padecen fibromialgia por eso como diputados es fundamental que de una vez avancemos en la legislación para beneficiar y mejorar la vida de estos argentinos.

La fibromialgia es una enfermedad causada por una alteración en la percepción del dolor en el sistema nervioso central y puede tardar mucho en ser diagnosticada. Esta enfermedad produce una serie de trastornos físicos, ya que ataca el sistema músculo-esquelético con un dolor crónico y difuso en por lo menos 11 de los 18 puntos sensibles del cuerpo. 

Hasta el momento no hay estadísticas nacionales oficiales pero se cree que cerca de un 2% de la población sufre de fibromialgia y son las mujeres las más afectadas. A nivel mundial es padecida entre un 3 y un 6 % de la población y su edad promedio va de los 30 a los 50 años, aunque existen casos de ancianos y niños con esta patología.

Entre el 10 y el 20 % de quienes ingresan a clínicas especializadas en reumatología reciben el diagnóstico de fibromialgia. Sin embargo, se estima que alrededor del 90 % de quienes deberían enmarcarse en un cuadro de fibromialgia permanecen sin diagnóstico, ya sea por desconocimiento del personal sanitario o porque muchos profesionales de la salud no la reconocen como enfermedad.

Recién en 1992 fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud. La fibromialgia constituye un trastorno persistente y debilitante que puede producir un efecto devastador en quien lo padece, afectando la vida social, laboral y familiar. Dadas sus características, no existe tratamiento preventivo.

Nuestra iniciativa, que ahora pasará a la Comisión de Hacienda y luego al recinto de la Cámara de Diputados para su aprobación definitiva, además de incluir la enfermedad en el PMO para garantizar su tratamiento al 100%, también propone generar un registro de las personas que viven con la enfermedad e impedir que sea una causa para no contratar a una persona en cualquier ámbito laboral (no será causal de impedimento para el ingreso o continuidad en la relación laboral, tanto en el ámbito público como en el privado).

De esta manera el proyecto de ley que propone declarar de interés nacional la prevención y el control de la Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y la Sensibilidad Química Múltiple, también comprenderá la investigación de sus agentes causales, el diagnóstico, tratamiento, asistencia integral y rehabilitación, incluyendo la de sus patologías derivadas.

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Salud, que se ocupará de establecer las medidas necesarias para la divulgación, concientización y sensibilización de la problemática, promover el reconocimiento temprano, sus tratamientos y adecuados controles. También de instrumentar espacios informativos, y todas aquellas acciones tendientes a lograr una participación activa de las personas afectadas, sus familiares, grupos relacionados; así como promover la investigación básica y clínica en este campo y contribuir a desarrollar actividades de docencia e investigación; y contribuir a la capacitación continua de profesionales de la salud y disciplinas relacionadas, en todo lo referente a mejorar la calidad de vida.

El proyecto obliga a que los agentes del servicio público de salud brinden la cobertura médico asistencial completa y a las obras sociales enmarcadas en las Leyes 23.660 y 23.661, el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, la Obra Social del Poder Judicial de la Nación, la Dirección de Ayuda Social para el Personal del Congreso de la Nación, las entidades de medicina prepaga y las entidades que brinden atención al personal de las universidades, también todos aquellos agentes que brinden servicios médicos asistenciales a sus afiliados independientemente de la figura jurídica que posean, deben brindar la cobertura necesaria para el tratamiento farmacológico y de rehabilitación integral a las personas con diagnóstico de fibromialgia. 

En este trabajo también hay que destacar la lucha de las propias personas con fibromialgia y las organizaciones de la sociedad civil sobre el tema quienes aportaron sus experiencias y preocupaciones para lograr legislar para beneficiar el tratamiento y control de esta enfermedad. 

(*) Diputada nacional Partido Socialista por la Provincia de Buenos Aires y vicepresidenta de la Comisión de Discapacidad de la Cámara de Diputados.