Edición N° 2266
Registro DNDA N° 5356168

La Plata, Buenos Aires. Argentina
Municipales
Ya hay desabastecimiento

Por el conflicto con transportistas, piden que el Ministerio de Trabajo dicte conciliación obligatoria

Del encuentro participaron funcionarios, concejales y autoridades de la CGT de Tres Arroyos, además del Sindicato de Trabajadores de la Industria Fideera y de la Unión Obrera Molinera de ese distrito. Crítica situación en Necochea y Quequén.


Ayer se desarrolló una reunión en la Municipalidad de Tres Arroyos, donde se resolvió solicitarle a la cartera que conduce Oscar Cuartango que dicte la conciliación obligatoria en el conflicto que mantiene la Asociación de Transportistas de Cereales y Afines por sus Derechos (ATCADE), quienes reclaman un ajuste de tarifa del 30 por ciento. Cientos de camiones realizan piquetes en varias rutas y que esto ya comenzó a provocar escasez de alimentos y desabastecimiento de combustibles en algunas ciudades bonaerenses.

 El secretario de Producción de ese distrito, Juan José Etcheto manifestó que "vamos a pedir la intervención del Ministerio de Trabajo de la Provincia, para que dicte la conciliación obligatoria", mientras que el gerente de la fábrica de pastas Molinos Tres Arroyos, Sergio López indicó que "estamos muy preocupados porque no podemos trabajar" y agregó que "tenemos alrededor de 20 camiones cargados, listos para salir a la ruta, pero no pueden circular por la protestas de ATCADE".

 "Trabajamos para Knorr, Marolio, Carrefour y Día. Los hemos desabastecido en plena temporada, cuando más se consumen las pastas", añadió.

 A raíz de este conflicto del transporte, Molinos Tres Arroyos paró la producción y debió licenciar, en las últimas horas, a gran parte del personal de la planta que posee en el Parque Industrial.

En tanto, el Concejo Deliberante de Necochea se dirigió al Gobernador Daniel Scioli para que "instruya a través del Ministro de Seguridad y Justicia Ricardo Casal garantice los derechos emergentes del artículo 14 de la Constitución de ejercer libremente el comercio y la libertad de transitar que hoy se encuentran conculcados."

En ese distrito, ya se registra un fuerte desabastecimiento en todas las estaciones de servicio de la ciudad, al igual que en la vecina Quequén, donde aseguran "ya no es posible cargar combustible, porque se quedaron sin nafta ni gasoil".

 Por su parte, el presidente de la Cámara Comercial e Industrial, Pascual Corapi, manifestó  que "en el caso de las panaderías, se advierte que no llega harina, margarinas ni azúcar, entre otros productos, puntualizando que "puede haber dificultades para la elaboración" de los artículos panificados" y agregó que "esto no aguanta más".